Translate

jueves, 8 de octubre de 2015

La Luz de la fe

Hay etapas de nuestra vida, en la que nos vemos envueltos por momentos de oscuridad, y esta nace de nuestros conflictos internos, esos que estremecen nuestro espíritu con tintes de penumbra y dudas, con matices de incertidumbre.

Si vemos bien y buscamos su definición, la oscuridad es la ausencia de luz, entonces ¿Por qué debería dominarnos?, si en nosotros no existe la oscuridad, así es en nuestro interior no hay oscuridad debido a que Dios a puesto la luz de su bondad en todos nosotros, aunque pretendas ser una persona fría o sin bondad aparente, siempre habrán situaciones que te harán sacar lo bueno de ti y que le demostraran al mundo quien eres realmente.

Por un mecanismo de autodefensa siempre las personas estamos intentando mostrar nuestro lado más fuerte y nuestra naturaleza mas dura, y lo hacemos para proteger con temor la dulzura y benevolencia interna, ya sea por miedo a que se aprovechen de nosotros o miedo al rechazo, quizás este ultimo sea el detonante mas representativo de los dos debido a que todos le tememos a no ser aceptados.
Sabes algo, esto ya lo debes haber oído en mas de una ocasión -quien no te acepta como eres no vale la pena-, solo recuerda que hay muchas personas en el mundo incluso a tu lado, y hay varias personas que piensan como tu, que creen lo mismo que tu, que quieren lo mismo que tu, que sueñan lo mismo que tu.

Pero muchas veces nos cegamos y queremos tanto pertenecer a un grupo, ser aceptados, que tomamos acciones erróneas y decisiones equivocadas; hacemos lo que no debemos y empezamos a ocultar nuestra luz, mostrando mascaras de indiferencia, de egoísmo, de displicencia, y de frialdad. Y pretendemos vedar a los demás esa luz especial que esta en nuestro interior.

No seas lo que los demás quieren que seas, se lo que Dios planeo que fueras; la diferencia yace en que los demás quieren que hagas lo que para ellos esta bien sea malo o sea bueno aunque para ser sinceros casi siempre que desean forzarte a algo, ese algo no es bueno; mas lo contrario si viene de 
Dios, será el hecho que como tus padres desean lo mejor para ti, cuanto mas deseara de bien para ti el ser que te creo;  te dio la vida y te amo desde antes de nacer y aun cuando lo ignoras y no lo buscas.

Deja que te guíe la luz de la fe, ella te iluminara el camino a seguir, te hablara en esos momentos de soledad positiva, te llenara de seguridad de saber que el plan de Dios es tu felicidad no la tristeza, cuando estas en el mal camino puede que no encuentres problemas, pero es porque si es fácil; será mas probable que lo sigas.

Y como hemos dicho anteriormente, -cuanto mas difícil es el reto mas fuerte y sabio serás al cumplirlo-, el camino correcto es así, difícil, pero por ello hay gente a la que de verdad le importas y te apoya y por eso nació este blog “Pensando positivo en la tormenta” es mi deseo de compartir mis palabras mientras estas atravesando una dificultad para darte animo, así como me han dado animo las palabras de alguien mas en las mías, porque la dificultad llega cuando seguimos o nos estamos alejando de el camino que ilumina la luz de la fe.

Depende de ti si la dificultad te alejara o te acercara de la fe, tu lo decides, recuerda libre albedrío; pero recuerda que según tu decisión la tormenta te servirá para disfrutar de ver salir un sol brillante, o adentrarte mas en ella siguiendo un camino fácil pero peligroso.

El diamante es carbón, tal como el que usas para hacer fuego, el que usas para hacer fuego se hace fácil solo quemas madera, mientras que el diamantes es sometido a las temperaturas y presiones mas extremas en el interior de la tierra durante muchos años y la diferencia entre ellos es visible.

Tu decides, Diamante o carbón, mientras tanto siempre estaremos disponibles tus amigos y “Pensando positivo en la tormenta” para recordarte que tu puedes, solo déjate guiar por la luz de la fe.

Recuerda compartir tus palabras en los comentarios puede haber alguien a quien tus palabras le serán de ayuda, entre tanto hasta nuestro próximo post.


1 comentario:

Tus comentarios siempre son bienvenidos recuerda que la misión es crecer juntos