Translate

jueves, 8 de octubre de 2015

La Soledad

Las personas usualmente evitan la soledad, y es un sentimiento natural e intrínseco en el ser humano el deseo de no estar solo y buscar la compañía de sus congéneres, ya he mencionado en varias ocasiones el hecho de que debemos permitir la presencia de los demás en nuestras vidas.

Y que no debemos recurrir a la soledad en momentos de aflicción pues si no estamos bien emocionalmente la soledad podría llegar a ser una mala consejera, mas sin embargo cuando estamos en calma, cuando nuestro espiritu esta en reposo en un momento de tranquilidad en nuestras vidas.

Las cosas pueden cambiar un poco con respecto a la soledad, grandes personajes religiosos y de la historia han recurrido a momentos de soledad en su camino para poder evolucionar sus mentes y espíritus, Jesús el hijo de Dios estuvo en soledad en el desierto para ponerse a prueba, y luego buscaba la soledad para orar y entrar en contacto con nuestro padre.

Mahatma Gandhi, tomaba momentos de soledad para reflexionar y meditar, de esta forma llenarse de paz, para su lucha de equidad y perdón, pero fuera de ellos, nosotros en nuestro propio universo que es nuestra mente, a veces necesitamos momentos de soledad positiva.

Momentos de soledad positiva nos permitirán conocernos mas a nosotros mismos, a ahondar en nuestras cualidades y dones, a meditar acerca de los siguientes sueños, objetivos, y metas, ya que nunca en la vida se debe dejar de soñar; instantes de elevar una oración en silencio hacia Dios quien siempre te escucha.

No le debes temer a la soledad, solo respetarla ya que puede enseñarte muchas cosas buenas de ti y tu corazón, y evitarla cuando sepas que no es momento de conversar con ella, en lo personal he tenido la oportunidad de compartir bastante tiempo con la soledad y me enseño cuanto puedo amar a mi familia y sobre todo a Dios.

Amigo mio cuando sientas la necesidad de estar solo para recogerte espiritualmente y para hacer una pausa y meditar un poco, vaciar tu mente y darle un respiro de calmante serenidad, hazlo. Permítete a ti mismo departir un instante con tu interior, sincerarte contigo mismo de tus dudas y temores y encontrar tus fortalezas y habilidades que conociéndolas bien te servirán de mucho.

Contempla un amanecer en soledad y obsérvate a ti mismo formando parte de la maravillosa naturaleza, contempla un atardecer en soledad y descubre cuan pequeños somos pero a la vez tan importante en el plan de vida propio y de los demás. Tomate un instante en un lugar natural un jardín, un bosque, un parque, e interioriza en tu corazón para darte cuenta de cuan importante eres en la vida de los que te rodean.

Disfruta de un momento de monologo contigo mismo, respondiéndote de cual camino deseas seguir para cosechar frutos de felicidad verdadera, y no le temas a un momento de soledad, siempre y cuando sea para arrancarle valor, fe, corage, y bondad.

De lo contrario tranquilo, siempre hay alguien deseando conversar contigo y haz una cita con la soledad para cuando sea el momento correcto en el sitio justo, para crecer.


Recuerda compartir tus palabras en los comentarios puede haber alguien a quien tus palabras y experiencias le serán de ayuda. Entre tanto hasta nuestro próximo post.


1 comentario:

Tus comentarios siempre son bienvenidos recuerda que la misión es crecer juntos