Translate

miércoles, 7 de octubre de 2015

Cuando el cansancio llega

Hay instantes de nuestro viaje por la vida, cuando sentimos que vamos de tormenta en tormenta y las fuerzas ya no nos dan para continuar, pero es en ese instante cuando debemos tomar aun mas ahínco para seguir, ya que a partir de el punto de quiebre de toda persona esta el camino de su engrandecimiento.

Sé que hay infinidad de ocasiones en las que nos sentimos desfallecer y vemos como nos abandonan nuestros sueños, pero recuerda en esos oscuros momentos lo siguiente. “si el grano de trigo no muere quedara solo, pero si muere dará en abundancia”, hemos escuchado esto con anterioridad y lo relacionamos instintivamente con la fe y el hecho de negarse a si mismo y renacer.

Pero esto no esta para nada alejado de las diferentes realidades que nos envuelven, a menudo el cansancio nos agobia por el hecho de sentir que podemos afrontar las cosas en soledad y en ocasiones con algunos tintes de soberbia y ego. Sentir que uno puede contra algo no esta mal, pero como ya dijimos en nuestro anterior encuentro – La fuerza viene de adentro pero es alimentada desde afuera por el amor de Dios y nuestra familia junto con nuestras amistades-.

A veces queremos hacer las cosas demasiado solos, y no le permitimos a nadie que nos ayude, y estamos anhelando un milagro espontaneo que nos saque de un segundo a otro del agujero, mas no nos queremos dar cuenta que tal ves hay una mano amiga que esta extendida hacia nosotros en un gesto de fraternidad.
Si, por triste que se vea, así es muchas veces nos negamos tanto a aceptar ayuda que la gente al final se cansa y realmente nos deja solos en vista de nuestros desprecios, pero no se han ido del todo, están ahí esperando a que pidamos ayuda, pero usualmente esto no pasa hasta que estamos tan agotados que ya no podemos mas.

Si estas en este preciso instante así, créeme te entiendo muy bien y no estas solo ni mucho menos ya no puedes. Primero que nada, Dios te esta esperando con los brazos abiertos para darte amor, fe, y la fuerza que necesitas, para abrir tu corazón a las personas que están deseosas de ayudarte y brindarte una mano para juntos hacer fuerza.

Así que toma en cuanta cuando te sientas cansado de seguir, que tanto estas permitiendo que Dios, tu familia, tus amigos y toda la gente para quien tú representas una persona importante en sus vidas, se estén quedando con sus manos extendidas hacia ti.

Recuerda que pedir ayuda no es un acto de derrota, sino de sabiduría, pues debemos ser sabios de reconoce nuestras fronteras para poder encontrar la forma de cruzarlas de la mejor forma, y esta puede ser en colaboración con alguien que te puede ayudar, o incluso alguien que esta como tu pero que juntos pueden crear algo grande para su bien porvenir.

Ten en mente lo anterior siempre y mantén tu frente en alto siempre ya que después de la tormenta viene la calma y de la tormenta renacen las cosas cada vez más fuertes y hermosas.


Recuerda compartir tus palabras en los comentarios puede haber alguien a quien tus palabras y experiencias le serán de ayuda. Entre tanto hasta nuestro próximo post.

1 comentario:

Tus comentarios siempre son bienvenidos recuerda que la misión es crecer juntos