Translate

viernes, 23 de octubre de 2015

Carta para una mujer.

A ti mujer, a ti te dedico hoy unas palabras, déjame decirte que te admiro desde lo mas profundo de mi alma y de mi corazón, eres la creación más perfecta de Dios y a la ves eres la mas dulce belleza de este mundo. Naciste con un don inigualable como es de llevar vida en tu interior y por eso eres mucho más especial pues eso te vuelve el núcleo principal de la creación.

Nunca permitas que te arranquen tus sueños ni tus ilusiones, no dejes jamás que alguien te mire de menos y mucho menos un hombre, pues aunque no quiera reconocerlo nació de una mujer así que debe de respetarte. No creas cuando te digan que eres el sexo débil, pues no hay frase mas equivocada que está.

Cualquier mujer puede igualar y superar a un hombre en su terreno, pero nunca hombre igualara o menos aún superará a una mujer en el suyo, si nosotros los hombres con un resfriado nos desplomamos en la cama, que haríamos en el momento de dar a luz a una nueva vida.

Mujer, así con todo el sentido y alcance de la palabra, ¡Mujer! No temas luchar por tus metas, no pidas permiso para querer ser alguien en la vida, siempre dicen que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer pero esto también está equivocado, porque la mujer no está detrás de un gran hombre, sino que está a su lado luchando hombro a hombro, soportando junto con el las olas de la vida, soportando las penurias y sobre todo cuando este se siente derrotado, la mujer se pone delante de él y es ella quien lo toma de la mano para jalarlo y que siga adelante.

Eres el centro de la sociedad, eres el símbolo de la perfección, capaz de amar sin medida, capaz de perdonar por amor, capaz de tener valor cuando lo requieres y absolutamente llena de ternura, dulzura y bondad. Porque ninguna mujer nace con maldad en su corazón, muchas veces los malos hombres las empujan a actuar mal.

A ti mujer, si ya tienes la bendición de ser madre y tienes una hija, enséñale la verdad de ser mujer, enséñale que es especial y que vale mucho, que es Dios creo al hombre primero, pero porqué cuando creo a la mujer después fue porqué perfeccionó el diseño, enséñale que tiene la capacidad y el valor de llegar muy alto y que nadie la puede convencer de lo contrario, que no se deje agredir por nadie y que mucho menos guarde silencio si la quieren agredir o someter.

Y si tienes un hijo, por favor enséñale que la mujer es el ser mas especial que el conocerá, que la debe respetar y nunca maltratar, que debe complementarla y no querer dominarla, que ella es una aliada y no un rival, que si él tiene fuerza física ella tiene poder en su mente y por ello se complementan. Y que jamás, nunca, por nada del mundo ni de la vida, llegue poner su mano sobre una mujer sino es para darle ternura y amor envuelto en una caricia, porque el odiaría ver que golpearan a su madre.

Y solo quiero terminar agradeciendo por enseñarme todo esto a mi madre, quien siempre me dijo que una mujer me dio la vida por la tanto a la mujer se le debe respetar y cuidar en honor a la madre que me cuido hasta yo ser un adulto.


Que Dios bendiga a todas las mujeres del mundo y a todos los hombres que las sepan valorar.

Comparte tus palabras en los comentarios, y si quieres que alguien más lea esto aquí abajo encontrarás la manera de compartirlo en tus redes sociales, también puedes seguirme en Facebook y en Twitter para mantenerte al tanto de las siguientes publicaciones. O puedes suscribirte con tu correo electrónico en la casilla de abajo.

Entre tanto hasta nuestro próximo post.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios siempre son bienvenidos recuerda que la misión es crecer juntos