Translate

martes, 27 de octubre de 2015

Eres el dueño de tu libertad

En más de una ocasión has ido por la calle entre la multitud de personas que transcurren en la hora pico de tu ciudad, y muy probablemente has empezado a ver sus rostros y a pensar en cada una de sus vidas, a pensar si cada individuo que en ese momento transitan tu mirada tendrá tus mismas dudas y sueños, a la vez que tus mismas preocupaciones. pero rara vez o nunca se te cruzó esta pregunta por tu mente. ¿será libre?.

Todos damos por sentado que el concepto de libertad que tenemos: el no estar atado o preso de una situación, persona, o todo aquello que te impida acción o movimiento, pero viéndolo de esta forma, volvemos a la pregunta pero de una manera más personal, ¿somos libres?.

Se que mentalmente acabo de recibir muchas respuestas afirmativas, pues inmediatamente dirán, voy donde quiero, hago lo que quiero, digo lo que quiero. Resulta que esa fue mi respuesta la primera vez que recibí la pregunta, para luego escuchar otra pregunta que me pareció más que obvia, ¿Y si te quito todo lo que tienes y te meto a la cárcel, serás libre? mi respuesta inmediata fue ¡No!

En este punto una tercera pregunta ya era ilógica, pero llegó ¿Y si te dijera que si al estar preso y sin nada te dejas de sentir libre, entonces no eres libre de verdad?.
en ese punto fue una sacudida interna, pero luego comprendí a que llevaba todo esto y aquí les comparto lo aprendido con tres preguntas claves.

¿Eres Libre?
La respuesta inmediata será que sí, ya que antes nada tendemos a comparar nuestro estado de libertad, con lo históricamente sucedido a personas que fueron esclavizadas, secuestradas, o subyugadas al punto de solo poder hacer lo que se les ordena, en este punto diremos que somos libres por tener libre elección de acción y de opinión como a su vez libertad de adquisición económica con el dinero que ganamos mediante nuestro esfuerzo.

¿Si te quitan todo esto eres libre?
Automáticamente se activará en nuestra mente el archivo de recuerdos de lo perdido y nuevamente nos compararemos inconscientemente con los casos anteriormente mencionados y diremos que no, apelando al hecho de que resulta obvio que estar encerrado en un lugar o no tener forma de hacer lo que se nos antoja deviene en la pérdida de la libertad según el concepto que hemos aprendido en la historia.

¿Y si te dijera que si al estar preso y sin nada te dejas de sentir libre, entonces no eres libre de verdad?.
Pondremos un par de ejemplos antes de continuar con esta pregunta. Anwar al Sadat ex presidente Egipcio, paso por la dura prueba del encarcelamiento sin embargo antes de su liberación afirmó que casi lamentaba el ser liberado, pues estando ahí en una supuesta privación de libertad, el pudo acceder a lo más profundo de su mente y reeditarse a sí mismo, encontrando que la verdadera libertad no recae en los lugares a los que podemos ir o en el poder adquisitivo para obtener bienes, sino en el poder de elección personal sobre sí mismo, en el hecho de poder reeditar sus Paradigmas y poder crear una autoconciencia de no dejarse llevar o ser obligado actuar según el guión implantado desde su niñez por los paradigmas sociales sino por los propios nacidos de su situación y que le llevaron por un camino nuevo que benefició mucho a su país cuando él fue presidente.

Viktor Frankl, Autor del libro "El hombre en busca de sentido" habló sobre su sobrevivencia en los campos de concentración donde perdió a toda su familia, en una situación tan dura él encontró la verdadera libertad al encontrar en su mente que aunque lo tuvieran en su cruenta tortura, su libertad interna nadie se la podía quitar, sus sueños y el poder de decidir sobre si mismo, de qué forma le afectaría ese suplicio y que en su autoconciencia el tenía el poder de decidir sobre sentirse perdido o verse a si mismo en su propio futuro como un ser al que nunca le arrancarían la libertad de su corazón, su conciencia, o su mente y proyectarse a si mismo dando conferencias de su logro después de su liberación. Con su determinación se volvió líder de sus compañeros quienes también vieron que nadie les puede quitar su libertad si ellos no lo permiten, luego incluso varios de los guardias encontraron este sentido en sus vidas gracias a Victor Frankl quien nunca dejó de ser libre en sí mismo.

De igual forma nosotros nunca dejaremos de ser libres mientras sepamos que somos dueños de la verdadera libertad, que no son las cosas anteriormente citadas, la libertad absoluta reside en nuestro interior, en el poder de decidir de qué manera influirá el exterior en nuestro interior, de qué forma nos afectaran las cosas, nadie puede ofenderte si no te sientes ofendido, nadie puede atacar tus sentimientos y tu mentes mientras tu no lo permitas y no des acceso a ellos.

Pueden apresar tu cuerpo, pueden quitarte tus cosas, pero jamas podran apresar tu mente y tu alma, jamás te podrán quitar tus sentimientos, tus valores, tus sueños, tu esencia interna, pero jamás te quitaran tu libertad porque esta no esta en tu exterior sino dentro de ti, tu puedes decidir de que manera te sentirás ante las dificultades de la vida, tu decides que harás ante las montañas de los retos.

Eres el dueño de tu interior y nadie podrá tocarlo nunca, el único que puede modificarlo eres tu mismo, asi que la proxima vez que estes a punto de sentir que te lastimaron o te ofendieron, recuerda que eres libre en todo momento, por lo que tu decidiras si sentirte así, o seguir incólume ante la adversidad.

Así que en conclusión, pase lo que pase el que decide si eres libre o no, pase lo que pase a tu alrededor, eres tu y solo tu. No necesitas pasar por una tormenta tan grande como los ejemplos que vimos, solo necesitas el verdadero deseo de lograr obtener tu libertad absoluta.

Comparte tus palabras en los comentarios, y si quieres que alguien más lea esto aquí abajo encontrarás la manera de compartirlo en tus redes sociales, también puedes seguirme en Facebook y en Twitter para mantenerte al tanto de las siguientes publicaciones. O puedes suscribirte con tu correo electrónico en la casilla de abajo.

Entre tanto hasta nuestro próximo post.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios siempre son bienvenidos recuerda que la misión es crecer juntos